Recertificación CAMEC

Es el proceso a través del cual se aseguran las competencias y las habilidades de un individuo basado en relación con una norma formalizada.

  • De unas cualificaciones individuales.
  • De un nivel de conocimientos.
  • Habilidades.
  • Capacidad de aprendizaje.

Compártelo en tus redes
0
0
0
Compártelo en tus redes

La recertificación es un proceso continuo.

OBJETIVO:
Determinar que el profesional de la salud se mantiene actualizado en:

  • Conocimientos.
  • Habilidades.
  • Destrezas.

¿Cuál es el fin de la Recertificación?
Garantizar la mejor atención con calidad a los pacientes.

¿Qué busca la Recertificación?
El reconocimiento por parte de los pares y por la sociedad, como un profesional que se dedica a la atención de personas y posee las competencias suficientes para ejercer la profesión de manera adecuada y eficiente.


Los procesos educativos y la adecuada adquisición permanente de conocimientos son fundamentales para ejercer una profesión u oficio que garantice unos estándares de calidad de vida dignos para toda la población.Una vez obtenido el título, Certificación, sea cual fuere, el individuo tendrá la posibilidad de seguir actualizando sus conocimientos en la medida en que voluntaria y responsablemente decida continuar estudiando por cuenta propia dentro de lo que se ha denominado “formación extracurricular”. En medicina, como mandato del juramento hipocrático cuando reza, “La salud y la vida del enfermo serán las primeras de mis preocupaciones”, es deber procurar en todo momento los máximos estándares de preparación académica en beneficio del paciente, lo cual solo se logra con la actualización permanente del desarrollo de la ciencia..

Los profesionales de la salud que no mantengan vigente un óptimo nivel de capacitación, rápidamente se vuelven obsoletos e incompetentes, poniendo en riesgo la salud del enfermo. Para el caso particular que nos interesa, la sociedad médica global, consecuente y responsablemente ha desarrollado mecanismos que le garanticen a la población la idoneidad de los profesionales del área de la salud y por lo tanto ha creado sus propios sistemas de Certificación (inicial) y Recertificación.

Recertificar es el Acto por el cual un profesional que posee título habilitante de Certificado se presenta ante sus pares para que estos evalúen su trabajo, sus condiciones, actualización y cualidades en forma periódica y le otorguen un aval que lo acredite y jerarquice en su labor profesional. Obtener la Recertificación es una jerarquización profesional y un aval asistencial frente a los pares y a la sociedad.

Cuando los procesos de Recertificación se asumen como Autónomos y Voluntarios, le imprimen un mayor respeto y credibilidad ante la comunidad, resaltándose el gran valor que representa el convencimiento de mejoramiento del profesional para consigo mismo al igual que su compromiso con el bienestar de los pacientes. La experiencia ha demostrado que cuando son obligatorios, generalmente son menos eficientes con un resultado final de menor impacto.

Existen, a lo largo y ancho del continente una gran variedad de modalidades de carácter oficial, reguladas por los estados para la obtención de alguna Certificación o Título de Pregrado como Medico, Especialista o profesional afínes, muchas de ellas con diferencias notables de exigencias, calidad y formación.

Los programas universitarios son las modalidades que poseen mayor control en la calidad de la enseñanza y aseguran a través del sistema de las escuelas de medicina , de las residencias médicas o las diferente programas de la salud, un mínimo de formación para que el profesional pueda desempeñarse eficaz y eficientemente.

Del otro lado del espectro, existen cursos poco estructurados o actividades promovidas por diferentes servicios e instituciones relacionadas con la salud, sin la suficiente complejidad asistencial ni docente, que al culminarlos ofrecen un “certificado” para anunciarse y ofrecer a la comunidad los servicios de “Especialista o Similar”. En la medida en que la regulación, la vigilancia y el control son escasos o inoperantes, los “programas” de mala calidad se generalizan y ocupan espacios importantes en los centros sanitarios.

Los procesos voluntarios, sistemáticos y armonizados de Certificación y Recertificación han evolucionado considerablemente, particularmente en Estados Unidos, Europa y últimamente en Latino América.

El modelo más desarrollado de recertificación que existe es el Americano conocido por todos como el sistema voluntario de los “Board”, el cual incluye las diferentes ramas de la medicina y especialidades. La experiencia Americana es copiada en todo el mundo por ser quizá la de más trayectoria y organización con un resultado exitoso. La creación del “American Board of Medical Specialties” (AMBS) se remonta a 1934, al ser creado en Washington por algunas sociedades científicas de los Estados Unidos.

Igualmente, pero mucho más tarde se crea el The European Accreditation Council for CME (EACCME), el cual funciona desde 1.999 ejerciendo las funciones de acreditación de actividades académicas en el área médica.

En Canadá y Australia operan sistemas similares al Americano con gran posicionamiento y respeto.

México cuenta con un sistema muy desarrollado de Certificación y Recertificación denominado Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas (CONACEM) desde 1995. La tradición Mexicana ha creado la cultura de la necesidad que todos los profesionales estén participando del proceso. En Brasil y Argentina también existen sistemas similares, pero menos estructurados que en México.

En Colombia se carecía de un proceso estructurado en ese sentido; Antes del CAMEC solamente existían experiencias aisladas por algunas asociaciones de especialidades. Con la presentación oficial a la comunidad Colombiana el CAMEC, se buscó garantizar hacia el futuro una rectoría de los Procesos Voluntarios de Mejoramiento de la Calidad a partir de la Formación Continua en el área de la salud y se convirtiera a través del tiempo en el verdadero “Board Colombiano” con todo el respeto y credibilidad que un proceso como este se merece.

“El CAMEC mediante los procesos de Acreditación y Recertificación se constituye en el Organismo Colombiano Privilegiado, en el cual los profesionales Médicos, Especialistas y afines, por voluntad propia y en forma periódica (cada 5 años) pueden obtener la Acreditación y Recertificación que validen la posesión de un nivel determinado de conocimientos y destrezas actualizadas que aseguren el ejercicio idóneo de su profesión”. Los principios fundamentales que rigen al CAMEC son ser un proceso voluntario, evaluado idóneamente por los Pares Académicos y que sea independiente y autónomo.

El CAMEC está abierto a todos los grupos de profesionales de la Salud organizados en Colombia que voluntariamente manifiesten su interés de participar. Actualmente lo configuran 28 Sociedades y Asociaciones Científicas de especialistas médicos; otras sociedades se encuentran en proceso de ingreso.

Nombre Especialista - Ciudad - Especialidad
Texto o reseña de médico especialista"
Nombre Especialista - Ciudad - Especialidad

Según estos, el aumento de procedimientos no invasivos hasta hoy, ha sido de un 461%. Por otro lado, desde la llegada del nuevo milenio, el Botox ha experimentado un crecimiento del 600%, los rellenos faciales de 205%, y los tratamientos con láser de 198%.
No todos los pacientes buscan lo mismo a la hora de retocar su cuerpo, así que no se puede decir cuáles son, a ciencia exacta, los mejores tratamientos estéticos corporales. Sin embargo, analizaremos algunos tratamientos puntuales muy prometedores para hombres y mujeres.
Muchas mujeres buscaron en el 2017 tratamientos estéticos para sus labios. Según la Asociación Estadounidense de Cirujanos Plásticos, ASAPS, esas tendencias podrían cambiar. Le contamos lo que vendría.
Contáctanos

Contáctenos

X
Contáctenos para resolver cualquier inquietud sobre especialistas, afiliaciones y estándares de tratamientos estéticos.