Hombres millennials impulsan el sector de los tratamientos estéticos

Tradicionalmente, los tratamientos estéticos estaban dirigidos a las mujeres; pero cada año crece el número de hombres que están interesados en realizarse un “retoque” que les ayude a mejorar su apariencia física o retardar los efectos del paso del tiempo. De acuerdo con una encuesta realizada por la Academia Estadounidense de Cirugía Plástica y Reconstructiva Facial (AAFPRS, por sus siglas en inglés), los hombres, en especial de cierta edad (pertenecientes al grupo de los millennials) han desarrollado un mayor interés en los tratamientos estéticos debido en gran medida a las redes sociales.

Estas redes exponen a montones de hombres ante estándares de belleza que les requieren esfuerzo. Por eso, muchos reconocen ciertos defectos que encuentran en sí mismos. De igual forma, el auge del estilo de vida de los millennials, el cual busca ser saludable y activo, ha generado mayor interés y algo de presión social, por tratar de llegar a estos nuevos cánones de belleza masculinos. Entonces, lo que no logran con dietas o en gimnasios, lo buscan mediante tratamientos estéticos.

Esta encuesta afirma que el 31% de los hombres están dispuestos a realizarse una cirugía plástica o tratamientos estéticos no invasivos. De este porcentaje, el 58% tenía entre 25 y 34 años, y el 34% tenía entre 18 y 24 años, ubicándolos en la generación de los millennials. Entre los motivos que dieron estos grupos para considerar ciertos tratamientos estéticos, destacan su interés por sentirse mejor consigo mismos, disminuir los símbolos del cansancio o complacer a sus parejas.

Por otra parte, un estudio de la Universidad de Chapman del 2016 en el que analizaron a 12.000 estadounidenses, se comprobó que los hombres consideran la apariencia física como uno de los aspectos que determinan su satisfacción con la vida, sólo por debajo de la seguridad económica. Asimismo, una investigación de los sitios web RealSelf y Groomig Lounge del 2011, descubrió que los hombros gastan un promedio de 6 minutos más que las mujeres a la hora de arreglarse, contando el tiempo en la ducha, afeitado, peinándose, eligiendo la ropa, entre otras actividades.

Es por esto, que se está superando el tabú que les negaba la posibilidad a los hombres de ser vanidosos. Cada año crece el número de pacientes de género masculino que están interesados en mejorar su apariencia física, ya sea para obtener una apariencia más joven o para lucir un cuerpo más armonioso; asimismo, las clínicas que realizan tratamientos estéticos están empezando a crear productos especialmente diseñados para ellos o incluyendo en su publicidad ambos géneros, alcanzando a este público que se mantenía alejado por los estereotipos existentes.

Si te gustó este artículo compártelo a través de tus redes sociales.

Compártelo en tus redes
0
0
0
Compártelo en tus redes
Contáctanos

Contáctenos

X
Contáctenos para resolver cualquier inquietud sobre especialistas, afiliaciones y estándares de tratamientos estéticos.